Eclipse híbrido de sol para noviembre 2013



En el transcurso de un siglo se pueden ver unos 200 eclipses de sol.  Los más habituales son los parciales, que representan un 35% del total, y son aquellos en los que la Luna tapa un trozo del Sol. 


Después están los anulares (32%), en los que el tamaño de nuestro satélite es inferior al del astro rey surgiendo así un anillo de fuego a su alrededor. Y los totales, un 28%, en los que la Luna tapa por completo al sol.



Pero hay otros que no son nada comunes y se conocen como eclipses solares híbridos, que a lo sumo se pueden producir 10 al cabo de cien años. El próximo 3 de Noviembre de 2013, tendremos este tipo de eclipse poco usual. Es el más raro de los cuatro tipos de eclipses solares porque tiene la peculiaridad de comenzar siendo un “eclipse anular”, conforme se va desarrollando  transformarse  en un “eclipse total”, para finalizar convirtiéndose en otro segundo “eclipse anular”. 

La Luna pasa por delante del sol, proyectando su sombra sobre la superficie de la Tierra. En un primer momento, la luna no es  suficientemente grande como para cubrir completamente el sol y al situarse delante de él se ve la parte exterior del Sol.

Este eclipse “híbrido”, que durará tres horas y 42 minutos, comenzará en el Atlántico, al sureste de Las Bermudas, a cierta distancia de la costa de Florida, barriendo hacia el sureste hasta el ecuador, trasladándose poco a poco,  por la costa atlántica de Norteamérica. El siguiente punto serán las islas de Cabo Verde, bordeando la costa africana del suroeste. El punto culminante ocurrirá en éstas mismas costas de Africa,  a 402 km de la costa de Liberia; la totalidad durará unos 100 segundos. El camino entonces se mueve sobre el centro de África, cubriendo  los países del Africa Central: Gabón, Congo, Uganda y Kenia, hasta morir en el atardecer de la frontera etíope-somalí.

Algunos efectos energético-espirituales del eclipse

Este eclipse del 3 de Noviembre de 2013, se produce en el signo de Escorpio, por lo cual será el signo mas afectado por dicho evento, también la Luna, Mercurio y Saturno estarán el mismo signo.  Según los estudios realizados por astrólogos y las canalizaciones, será una interesante y kármica movilización de la energía de Escorpio. 

Otros signos muy involucrados serán: Escorpio, Tauro, Leo y Acuario (la cruz fija), lo cual  marca una invitación a la reflexión, en el día del eclipse, de manera más evidente en el plano de las percepciones sensoriales, desde la apreciación emocional, profunda y aguda de una luna escorpiana,  que trasciende y expande los límites personales en la manera de relacionarse con los demás. 

Es una gran oportunidad para deshacerse de condicionamientos que nos impiden disfrutar:
Si no tenemos “seguridad emocional en…” debemos ejercitar la constancia en la introspección certera y voluntaria, para poder sentirse seguro, aunque se esté en medio de crisis personal.

Si no sentimos “tener el poder sobre…” debemos soltar y dejar morir el sentido de posesión sobre situaciones externas, y comprender que la única posesión legítima y verdadera es sobre uno mismo.

También otra situación a atender será aquella en la que “cargamos con las obligaciones y responsabilidades", lo que pasaría a ser  un asunto “concreto”, comprendiendo dónde poner los propios límites y reconociendo nuestras capacidades que son, precisamente, las que nos permiten hacer el “proceso de transformación” y convertir las cargas (plomo), en ventajas (oro) que facilitan, acompañan y nos sostienen en nuestra propia realización.

Todo lo que esta en nuestro subconsciente será muy poderoso en este momento y aflorará intempestivamente. Es el puente entre el plano psíquico y el espiritual, es el pequeño “click” transformador, que convierte los bloqueos psíquicos en crecimiento espiritual. Este momento es el terreno fértil para que esto pase; es el estrecho camino que diferencia entre un “ataque de pánico”, de una “crisis/cambio espiritual”.

Entradas populares