Chopra: "La sabiduría será criterio de evolución"

El humano es el depredador del planeta

El afamado escritor señala que "las relaciones de depredación deben ser superadas para pasar de la era de supervivencia del más apto a la de la supervivencia del más sabio"


Deepak Chopra nació en la India en 1947. Es médico cardiólogo y pertenece a la Escuela Norteamericana de Medicina y a la Asociación Norteamericana de Endocrinólogos Clínicos. Es el más eminente especialista en Ayurveda, la medicina tradicional de la India, cuyos orígenes se remontan a 6.000 años atrás. Es pionero en el nuevo paradigma de que la salud es el resultado del equilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu; y que las prácticas médicas modernas pueden complementarse con los principios curativos de las culturas milenarias.


En 1999, la revista Time lo llamó el “poeta-profeta de la medicina alternativa” y lo incluyó en la lista de las 100 personalidades más representativas del siglo XX, por lo que se le considera un icono de nuestro tiempo. Su capacidad y versatilidad se han expresado en sus obras, en las cuales ha combinado la física y la filosofía, lo práctico y lo espiritual, la sabiduría oriental y la ciencia occidental.


En sus múltiples conferencias, seminarios y libros, Chopra se basa en el principio fundamental del equilibrio para estar sano y ser feliz. Es de la teoría de que el cuerpo y la mente conforman lo que llama “campos de información” y que lo más importante es el espíritu, porque el ser humano es un alma que tiene una experiencia temporal en un cuerpo y no un cuerpo que vive experiencias espirituales aisladas.


Ha escrito más de 35 libros y ha colaborado en otros tantos como editor y prologuista. Es autor de más de un centenar de series de audio y video. Sus obras se han publicado en 35 idiomas, y ha impartido conferencias en todo el mundo.


En los párrafos siguientes se transcribe la entrevista que le hizo Boy Olmi durante una visita a Argentina, transmitida por Canal Infinito:


-Cuando estoy delante del I-ching, y tengo la posibilidad de preguntar algo, ¿cuál es la pregunta correcta, a su entender?

DP: Creo que hay dos preguntas importantes para todo ser humano: ¿Quién soy? y ¿Cuál es el propósito de mi existencia?

-Muy bien. Entonces… ¿Quién soy yo? ¿Quién es usted? y ¿porque estamos aquí ahora? ¿Cree usted que tiene un rol en nuestra sociedad? ¿Tiene usted una misión ahora, en nuestra tierra? 

DP: Creo que a un nivel muy profundo usted y yo somos patrones de conducta del universo. Usted es un patrón transitorio de conducta de todo el universo y también lo soy yo. Y esta conversación es una conversación del universo consigo mismo y nos usa como instrumento para esa conversación. Entonces, en la realidad más profunda, esta conversación es parte del patrón total de sucesos en la evolución.

-Muy bien. Cuando comencé a pensar en estas preguntas, reparé en las palabras “paz” y “amor” y pensé que esos términos tan antiguos, como dijo John Lennon, son lo único que necesitamos. ¿Está de acuerdo con esa idea? ¿Es cierto que lo único que necesitamos es paz y amor?

DP: Siempre será lo que estas palabras significan: el amor no es una emoción ni un sentimiento sino la verdad última del corazón de la creación, que es lo que la diferencia en la diversidad del universo. 

La experiencia del amor hace imposible que lastimemos o seamos lastimados y es una expresión de profunda paz. La paz, el amor, la verdad, la creatividad y la armonía son impulsos evolutivos del Universo. Por supuesto, el universo también tiene los otros impulsos de destrucción, caos y violencia, que son parte de la existencia. Y sucede que los impulsos evolutivos están, por lo general, un poco adelantados respecto de las fuerzas no evolutivas o inerciales del Universo. Y es por eso que el Universo se crea y se re-crea a sí mismo. 


Si sólo tuviéramos la paz, el amor y la creatividad, no habría nada que hacer. Usted es actor, así que sabe que se necesitan personajes buenos y malos en las películas.


-Sí, es cierto. Hay que crear antagonistas a los protagonistas.

DP: Es preciso. La esencia de la creación son los contrastes. Sino, no hay diferencia.


NUEVA CONSCIENCIA: TECNOLOGIA Y VIOLENCIA


-Me preguntaba si la violencia engendra más violencia, por ejemplo: en la ficción, en las películas o en la literatura, existe el pensamiento de que la violencia engendra más violencia. A veces me preocupa ese concepto al crear ficción.

DP: Sí. Y la cuestión es que como seres humanos, la raza humana lleva solo 200.000 años de evolución. No había seres humanos hace más de 200.000 años. El Universo tiene 14.000 millones de años. Nuestro planeta tiene unos 5.000 millones de años. No estamos ni siquiera en la infancia, en lo que respecta a la evolución y durante este período de evolución el instinto más importante que tenemos para la supervivencia es el reflejo llamado de “pelar o huir”. 

Eso significa que ante una amenaza o bien peleamos o escapamos. Debido a ese impulso es que hemos sobrevivido. Lo que sucede es que nos hemos vuelto tan competentes en eso, que nos convertimos en los depredadores del planeta, y en la evolución somos la especie que siempre vence y que se arriesga siempre a su propia extinción. 


Muchos estudiosos del evolucionismo dicen que debemos pasar a la siguiente etapa: de la “supervivencia del más apto” a la “supervivencia del más sabio”. La sabiduría se convierte en el nuevo criterio para la evolución. Las relaciones de depredación tienen que ser superadas para dar paso a las relaciones simbióticas. Es ahora nuestra responsabilidad, nutrir los ecosistemas y si pasamos a la siguiente etapa, se generará una nueva civilización.


-¿Cree usted que eso va a cambiar visiblemente? ¿Cree que la civilización va a cambiar en un plazo determinado? ¿En un futuro cercano?

DP: Es necesario que cambie porque estamos llegando a una etapa en la que el campo en que se despliega la violencia va a equipararse. En la siguiente década más o menos, lo que llamamos “superpoderes” ya no van a tener validez porque las armas convencionales y la guerra no va a implicar la supremacía. 

Tengo en mi bolsillo un teléfono celular que actúa como una computadora. Podemos mover los electrones y cortar la electricidad, o secuestrar aviones, interferir con las señales de tránsito aéreo, alterar marcapasos o envenenar la cadena alimenticia, o hacer que falle una planta nuclear. Cuando esto suceda, no se necesitarán superpoderes. Hasta un adolescente podría hacerlo. No habrá necesidad de moverse. Desde el celular pueden ejecutarse estos actos. 


Entonces, conforme la tecnología se vuelve más compleja en la creatividad diabólica, hace que ya no sirvan los superpoderes. Ahora mismo, hay cinco países que supuestamente son los miembros prominentes del consejo de seguridad, pero son los titulares del 95% de las armas del mundo, de su comercio y fabricación. Es un gran negocio. Por eso van a volverse inútiles. Entonces, cuando se tienen tecnologías modernas, capacidades modernas pero hábitos viejos, la combinación es devastadora. El actual es un momento de crisis y nos arriesgamos a nuestra extinción o modificamos por completo nuestra conciencia. 


Es un concepto interesante. Además si los insectos desaparecieran del planeta, en cinco años toda la vida desaparecería del planeta porque los insectos son parte de nuestro ecosistema y también se dice que si los humanos desaparecieran del planeta, en cinco años la vida florecería en este planeta, porque somos los depredadores, el cáncer, el peligro hoy por hoy. Pensemos todo esto desde el punto de vista de la naturaleza. Nosotros somos el peligro. Sí. Somos un buen experimento que fracasó.


-Me preguntaba si vamos a hacer ayuno en lo que a tecnología se refiere. Me parece que  los seres humanos creamos ciertas cosas cuyas consecuencias no podemos imaginar en cuanto al desastre ecológico, o en escala más pequeña todo tipo de ondas que pasan por antenas… teléfonos celulares, todo aquello cuyas consecuencias no son mensurables

DP: Lo cierto es que la creatividad humana no puede detenerse y lo mismo sucede son la tecnología. Es cierto que no sabemos qué consecuencias traerá lo que creamos, pero la naturaleza tiene mecanismos de corrección. Cuando generamos tecnología que llega a cierto estadio para combatir el cáncer y las enfermedades, la naturaleza también se corrige, así que no me preocuparía por eso. La cuestión con la tecnología es que es neutral. Lo que hacemos con la tecnología es lo que depende de nuestra conciencia. 

Podemos utilizar la misma tecnología para rectificar el daño ecológico o para promover el fortalecimiento económico de los pobres o para resolver los conflictos del mundo, a través de incentivos, o bien para generar el entendimiento entre culturas, música y entretenimiento intercultural, con narraciones interculturales, o para crear una nueva mitología que brinde la materia prima para nuestra imaginación colectiva. Esa tecnología nos podría servir para dominar la inteligencia colectiva. La tecnología es maravillosa si la ponemos al servicio de una conciencia constructiva.



EL UNIVERSO RESPONDE AL PENSAMIENTO


-Muy bien (pausa). Le dije antes que me preguntaba si iríamos a encontrarnos de nuevo y pensé en escribirle un correo electrónico para ver si podíamos reunirnos y hacerle algunas preguntas personales para mí. Y cuando estaba preguntándome si iría yo a encontrarme con usted, sonó mi teléfono y me llamó el productor televisivo, para preguntarme si podía yo prepararme para hacerle a usted una entrevista. Y eso me conmocionó tanto que me dije: es el “destino” y tengo entendido que usted llama a eso “Sincrodestino” ¿Qué comentario podría hacer al respecto?

DP: En los niveles más fundamentales del Universo todo está en correlación con todo. Eso se llama “correlación no local”.Hay una explicación física: en los niveles más profundos de la naturaleza hay infinitas correlaciones y en realidad es la única manera de explicar la naturaleza o la simultaneidad. En el cuerpo tenemos 100.000 millones de células. Cada una hace seis miles de millones de acciones por segundo y cada célula correlaciona de inmediato su actividad con las demás. Entonces el cuerpo humano puede tener pensamientos, tocar el piano tener funciones fisiológicas y engendrar a un bebé, todo al mismo tiempo. 

Eso sucede así porque a ese nivel existe correlación aún sin haber intercambio de energía ni de señales de información. Es un concepto simple: hay ausencia de correlación total en la física de las partículas. Esto significa que lo que llamamos “accidente” o “azar” en la Naturaleza o “casualidad” o “coincidencia” es, en verdad la mecánica misma de la Creación. 


En verdad, cada cosa que sucede en el Universo tiene lugar debido a esa sincronicidad. Pero dado que no podemos ver todo el panorama con nuestros sentidos, porque vemos una billonésima parte de lo que nos sucede, y el resto queda afuera, como somos incapaces de ver las mayores correlaciones, decimos que es casualidad o un accidente , o una coincidencia. 


Y la palabra “coincidencia” es muy buena porque significa “muchos sucesos que tienen lugar al mismo tiempo”, entonces la sincronicidad es un fenómeno que parece ser improbable pero que en su realidad más profunda no lo es. Es un fenómeno orquestado fuera de las leyes del tiempo, espacio y causalidad. Es un fenómeno en el que todo está correlacionado instantáneamente con todo lo demás, porque es un fenómeno que tiene lugar cuando estamos en un estado de conciencia expandida. 


Cuando no estamos limitados, temerosos, apegados, preocupados y no experimentamos ansiedad es más probable que suceda. Es como tener una intención, la dejamos y no experimentamos ansiedad respecto a ella y estamos en un estado de interconexión por así decirlo. Y luego reconocemos que la intención misma, el pensamiento, son parte del comportamiento del Universo, está correlacionado con todo lo demás. No es que su pensamiento haya causado el suceso, sino que su pensamiento fue la actualización simultánea de información en un sustrato más grande de información, que está correlacionado con todo lo demás. 


Estos son hechos a los que hay que prestar atención porque muestran que hay una transformación que tiene lugar a través de quantums de creatividad que están orquestados mediante la intención. La sincronicidad es una expresión de la creatividad del Universo. Usted tiene un pensamiento y el Universo responde con creatividad de una forma u otra aparentemente a ese pensamiento. 


También le muestra la conexión entre su mundo interno de pensamientos, sentimientos, emociones y deseos y su mundo externo, de sucesos espacio-tiempo, de relaciones, de situaciones y circunstancias. Normalmente separamos nuestro mundo interno de lo externo, lo cual cualquiera puede ver. Pero en lo que se refiere al Universo, este mundo interno y el externo tienen sus propios patrones de conducta y están

correlacionados.

-Así es. Así sucede con la salud. Estar saludable es la forma natural de estar. Se trata de una especie de orden sagrado que existe en la naturaleza. Pero oí decir de usted mismo, que podemos ayudar a co-crear la salud. ¿Cree usted que eso es posible? ¿Cómo podemos ayudar a crearla?

DP: A través de la no interferencia. Todo lo que sucede en la Naturaleza se produce a través de la espontaneidad, sin esfuerzo. Usted no está haciendo que su corazón palpite: lo hace solo. Usted no regula su presión sanguínea: ella lo hace sola. Usted no regula su temperatura corporal, eso sucede solo.

 Tampoco su azúcar en sangre, ni la  secreción de hormonas. Todas esas actividades tienen lugar simultáneamente y sin esfuerzo. Lo mismo vale decir para la Naturaleza. El mundo gira sin esfuerzo, los peces nadan sin esfuerzo y las flores brotan sin esfuerzo. Como vemos, hay un principio en la Naturaleza que dice “cuanto menos hagas, más lograrás” y, en última instancia, “no hagas nada y lo lograrás todo”. 


Es la espontaneidad que hace que algo salga de la nada. Y la totalidad del Universo vino de la nada. La nada se transforma en el todo. Pero cuando interferimos con ese proceso, a través del estrés, que es la percepción de amenazas, ya sea físicamente o en el plano emocional, o en el psicológico, o por apegarme demasiado a mí mismo y considerar que estoy separado de todo lo demás, o por estar apegado al resultado, o por estar empleando demasiado esfuerzo, o resistiéndome al momento presente porque el momento presente es, también, una conspiración de la totalidad del Universo. 


Si combato el momento presente estoy combatiendo la totalidad del Universo. Entonces, todo lo que signifique resistencia o lucha, o miedo, o separación, o todo lo que sea exclusivamente yo o mío, o apegarse, está interfiriendo en el proceso. La salud es una totalidad, es sagrada, es sanación, es la experiencia espontánea del concepto de que estamos conectados con todo lo que sucede.



ACERCA DEL MIEDO

-Me parece que el peor enemigo que yo tengo y el que todos tenemos, es el miedo ¿Por qué es tan poderoso este enemigo nuestro? 

DP: El miedo viene de sentirse separado. El miedo viene de sentirse solo. Soy yo y el mundo pero, en realidad, no es así. Usted es el mundo, y el mundo está en usted y usted está en el mundo. Ustedes se co-crearon mutuamente. Hay expresiones diferenciadas de una inteligencia más profunda. Cuando uno sabe eso, hay paz. 

Hay una paz y comodidad totales, y no hay ansiedad, porque la ansiedad se desprende de la separación. ¿Y por qué es tan dominante en nuestro mundo? Porque es parte de la hipnosis del condicionamiento social. Es la forma en que nuestros medios, nuestra publicidad, nuestros productos y servicios nos prometen gratificación inmediata para nuestro ego encapsulado en nuestra piel.


- En el mundo occidental que vivimos me parece que a veces es difícil vencer esa noción, porque estamos recibiendo constantemente la influencia del exceso de estimulación, la mayor parte de las veces, de la manera equivocada. 

DP: Sí. Y especialmente si la recibimos desde niños. El cerebro de los niños la considera una realidad, por desgracia. Se trata de una hipnosis profunda. Y tenemos que estar al tanto de ella. Hay que tomarse un tiempo para decirnos: “Esto no me alterará. Solo porque los demás se comporten de esta forma, no quiere decir que sea normal” Lo que llamamos normal es la sicopatía del promedio.

¿Y cómo podemos proteger a nuestros niños de esto?

DP: Siendo buenos ejemplos. Los niños no escuchan sermones sino que siguen los ejemplos.

-¿Tiene usted hijos?

DP: Sí. Y hasta tengo dos nietos.

-Que bien. Dos nietos. Como padre…yo tengo un hijo pequeño, siempre pienso que es imposible no cometer errores.

DP: Está bien cometer errores. Se aprende de los errores. Lo único es que no hay que repetir indefinidamente los errores.

-Creo que los países más jóvenes son eso: como niños pequeños. Tienen grandes oportunidades y cometen grandes errores. Y eso sucede mucho en este país. ¿Cuál es su opinión sobre América Latina, en general, en la actualidad?

DP: Todos los países tienen su carga. La cultura es una gran carga, porque cuando se tiene demasiada historia y demasiada cultura, eso sofoca la creatividad. Y, como usted dijo, los países jóvenes son, a veces, tan creativos que desembocan en la anarquía y la confusión. Todas las culturas portan la gran carga del pasado, y por eso no se embarcan en ningún tipo de creatividad. 

Creo que nos estamos moviendo en una nueva era, ahora, donde habrá una “hibridación” de una inteligencia global colectiva. Y será la única forma de avanzar: entendiéndonos entre culturas, entender cómo funciona la mente de las distintas personas, ponerlo todo en un contexto, hay un contexto cultural, uno económico, otro histórico, otro mítico, y otro religioso. Y no lo sabemos. 


Vea usted: acabo de participar en una encuesta donde sondeamos, por primera vez a más de 200 millones de islámicos acerca de casi todo: valores, hábitos, relaciones, sexo, espiritualidad, guerra, terrorismo, ecología, y esa información es muy importante, porque… ¿cómo se negocia o habla con personas si ni siquiera sabemos cómo piensan y que sienten? Si yo sé cómo se siente usted, cómo observa el mundo y cómo interpreta la realidad, y cuáles son sus valores, tengo la oportunidad de hacer contacto con su corazón y su mente. 


Y ahora, a nivel de la sociedad, eso debería ser posible. En lugar de tratar de resolver todos nuestros conflictos a través de la violencia, la beligerancia, la arrogancia y el militarismo, lo cual es muy primitivo y está infundado en vista de la inteligencia con que contamos en el mundo hoy, es una actitud medieval. Sin embargo, es la única forma en la que nos comportamos. Y si hemos de evolucionar un paso más, tenemos que utilizar nuestra inteligencia colectiva. Y es mucha la inteligencia en el mundo que es preciso aunar y conectar.



CÓMO AYUDAR

-Muy bien. (pausa). Estuve pensando ¿cómo podemos aprender acerca de este tema, dónde podemos ir, dónde podemos ayudar, dónde podemos congregarnos? Yo lo oí a usted hablar de G.S.A. así que me gustaría que nos explicara acerca de ellos… y cuáles son sus objetivos
DP: Tenemos una nueva fundación que es la “Alianza para la Nueva Humanidad”. Tenemos un sitio en Internet, también en castellano, además de inglés.  La dirección es www.anhglobal.org   Es un esfuerzo por crear una comunidad global, tanto a través de computadoras como también en forma presencial de lo que llamamos la “nueva mente planetaria”. 

Hay cantidad de personas en el mundo que están haciendo cosas asombrosas por la ecología, por la resolución de conflictos, por las mujeres, por los niños, por la raza humana, por la justicia social, para ayudar a los pobres a ser libres económicamente, y ya lo está haciendo. Son como nuevos roles en todo el planeta. El objetivo es conectarlos. Y una vez que se los conecta, él está haciendo esto, él esta haciendo aquello otro y el de más allá otra cosa… en primer lugar sentimos una inspiración, lo segundo que sucede es plantearse que yo puedo ayudar a otro, o que otro puede ayudarme a mí. 


Entonces, primero, se unen, luego se conectan, después intercambian información, inspiración. Se apoyan moralmente, y a veces se les ocurren ideas creativas para ayudarse mutuamente en el aspecto económico. Creo que pensamos nuestra fundación como un servicio de citas: vinculamos a dos personas, después, no sabemos qué sucederá. Tal vez se enamoren.


-¿Tienen que conocerse?

DP: Claro, deben conocerse. Decimos que hay tanta gente, comunidades, y organizaciones conscientes y que llevan a cabo tan buenas obras que deben ser presentadas. Y una vez que se conozcan no sabemos qué va a suceder. 

Una vez que se llega a una masa crítica de conciencia, con esa calidad de gente, el mundo podrá transformarse. Recordemos que unas pocas madres se unieron en EEUU y dijeron que si alguien conducía borracho iba en contra de la ley.  Se necesitó de poca gente que dijera que no se podía fumar en lugares públicos. Usted sabe que hay restaurantes en los que no se puede fumar, al menos en los EEUU. Sólo se necesitan de unas pocas personas para cambiar el mundo. Siempre los cambios fueron impulsados por unos pocos. 


Y consideramos que si vinculábamos a estas personas y creábamos esta masa crítica de conciencia, llegará un día en el que digamos: 

“Si este país va a la guerra no formará parte de la comunidad de naciones. No queremos saber nada con él”. “Si fabrican armas, si las comercian, si son los personeros de la destrucción del planeta, no queremos saber nada con ellos”. Eso va a suceder, y se convertirá en una ley internacional algún día.


EL ARTE CREA  MITOLOGIA COLECTIVA


-Usted habló de la creatividad y yo estaba preguntándome cuál es la misión exacta del arte en nuestras vidas, porque el arte ha estado con nosotros desde tiempos inmemoriales. ¿Cuál es la misión del arte, y porqué el arte está tan cerca de nosotros?

DP: Verá, una de las cosas que la ONU está haciendo en la actualidad es un plan para lo que llaman “Desarrollo Global del Milenio”.  La eliminación del SIDA para determinado año, de la pobreza, entre otros objetivos, etc., etc. Y lo que la gente descubrió es que pueden tenerse estos objetivos, pero son en vano hasta no contar con un libreto convincente. 

Los humanos somos narradores de historias, y lo que llamamos “realidad externa” es la narración que nos hemos contado a nosotros mismos. Por lo tanto, el arte, el teatro y la música son los medios por los cuales contamos nuestra historia. Y es por eso que la gente mira telenovelas por la televisión. Porque quieren ver historias que les fascinan. 


Nos contamos la historia que es ahora la realidad proyectada. Y es hora de cambiar esa narración, el hilo argumental. Y no hay forma más efectiva de hacerlo que a través del arte. Y aunque la ONU trabaje sobre el SIDA,  hay que comenzar por saber cuál es la historia.  No es suficiente con proveerles fármacos. A propósito, tratar un paciente sidático en Africa cuesta 10.000 dólares estadounidenses por año ¿Por qué? Porque el medicamento lo venden las multinacionales a precio de mercado, y así se hacen de dinero, cuando el mismo fármaco puede comprarse en Asia por 400 dólares. Pero eso es parte de la historia.


Se cree que unos medicamentos son efectivos y los otros, no. Pero no es sólo el fármaco: también es la conducta, los hechos, la explotación de las mujeres, el tráfico de niños, la violación de los derechos humanos. Una vez que comenzamos a narrar la historia con convicción, decimos “esto es lo que sucede en nuestra sociedad”. Los seres humanos somos compasivos, cariñosos, comprensivos. 


Esa es la verdadera función del arte, y está entre nosotros para crear la nueva mitología con la cual queremos iluminar nuestra imaginación colectiva. Porque está en nuestra imaginación colectiva la solución para el SIDA, la pobreza y el desastre ecológico en este mundo.


-Se trata de sanación en un nivel previo.

DP: Así es. Es sanación al nivel más profundo. Vea la fascinación de EEUU con la guerra. Hay películas sobre la Primera Guerra Mundial, sobre Vietnam, sobre la Segunda Guerra Mundial, la de Corea. Es una locura.

-Incluso las del futuro: La Guerra de las Galaxias.

DP: Todas las historias versan sobre la violencia. Eso es lo que motiva la imaginación colectiva, y hay que cambiarlo.

-Siempre pensé que el humor era el máximo exponente de la inteligencia.

DP: El humor es el nivel más alto de la espiritualidad, sí.

-Gracias por confirmarme esa noción. Me encanta oír eso.  ¿Por qué? 

DP: La sincronicidad es una expresión del humor de Dios. La sincronicidad es una paradoja de la existencia. Si tuviera que explicarle una broma, no sería una broma. Pero cuando el alma reconoce la paradoja, se ríe.


PODEMOS CAMBIAR LA EXPRESIÓN DE NUESTRO ADN

-¿Podría decirnos algo de la sanación cuántica? Creo que es una de sus especialidades. 
DP: En física, un quantum es una unidad indivisible más pequeña en la cual se emiten o absorben las ondas de información y energía. Un quantum de luz es un fotón. Un quantum de electricidad es un electrón. Un quantum de conciencia es una idea, un pensamiento. Y hace tiempo que la medicina reconoció un fenómeno que jamás comprendió y que se llama “remisión espontánea” por la cual una persona está enferma y, un día, la enfermedad desaparece. 

Y cada vez reconocemos en mayor medida qué es lo que sucede. Es un ejemplo de creatividad biológica. La sanación cuántica es creatividad biológica. Implica un cambio en la conciencia y un cambio en la biología. Porque la conciencia que es sinónimo de “alma” o de “espíritu” diferencia simultáneamente lo que llamamos “percepción”, lo que vemos a nuestro alrededor sea amenazante o un estímulo positivo, la cognición, lo que pensamos, los humores, las emociones y los sentimientos, la biología, el comportamiento, las relaciones intersociales, las relaciones personales y el entorno: todo eso crea nuestra realidad cotidiana. 


Esta realidad cotidiana es una función de nuestro estado de conciencia. Cuando cambia nuestra conciencia, todo lo demás cambia: el entorno, las relaciones, las interacciones sociales, la biología, la conducta, las percepciones y los humores. Se trata de una cuestión compleja, y es un ejemplo de creatividad biológica. 


Entonces, si tenemos dos personas con cáncer, si una se comporta de la manera predecible, va a morir y todo lo que sabemos; pero puede que la otra por cualquier razón cambie su conciencia y entonces, su biología responderá con creatividad. Esa es la sanación cuántica.


-Es verdad que podemos cambiar nuestro ADN?

DP: No es el ADN lo que cambia, sino su expresión.

- ¿La expresión?

DP: Así es. Nuestro ADN responde a nuestro diálogo interno. Si yo lo amenazo a usted, su ADN dejará de fabricar ARN, mensajero para sus moduladores del sistema inmune. Se hicieron muchos experimentos con eso. El ADN tiene modos infinitos de información, la mayoría de los cuales no están expresados. 

Y su estado de conciencia, esté usted bajo amenazas, miedo, amor o compasión, influirá en el comportamiento del ADN. No es que cambie el ADN, sino su comportamiento, lo que expresa.


-Oí algo de activar el décimo tercer espiral en el ADN. ¿Estoy equivocado?

DP: Puede que usted tenga razón. No quiero abordar los aspectos técnicos de la cuestión, pero el ADN sí es muy flexible en su respuesta a lo que sucede en la conciencia y en nuestro mundo interno. Incluso los pensamientos influyen en el comportamiento del ADN. También lo hacen los humores y las emociones.

-Muchas gracias (pausa). Le traje esto para usted. Es una de nuestras flores de primavera, y quiero dársela. (le da un jazmín) Y también quiero preguntarle algo. 

DP: Por supuesto. Es hermosa. Gracias.

Querría que me dijera algo sobre esta flor, y acerca de la belleza. ¿Por qué encontramos belleza allí, y qué es la belleza? ¿Por qué es tan importante la belleza?

DP: Hay un poema del poeta indio Tagore que dice: “Cuando siento la belleza, noto la verdad”. Esta flor es también la luz del sol, la lluvia, los arco iris, la tierra, el agua, el viento, el vacío infinito y toda la historia del Universo. Virtud. Y también es espíritu, en su manifestación. Cuando experimentamos la belleza sentimos la verdad. Es una flor, pero tenemos todo el Universo. ¿Le respondí?

- Usted dijo algo acerca del agua. En realidad, la vida comienza en el agua, y en el planeta, algo parece estar sucediendo con el agua. Algo sucede con el agua. ¿Cree usted que será un problema?

DP: No, si usamos nuestra creatividad. Porque podemos cosechar agua de lluvia, podemos desalinizar el agua del mar, hay muchas formas creativas de hacerlo. En última instancia, nada se pierde, todo se transforma. Su cuerpo se ha reciclado desde el inicio de la creación. Usted tiene al menos un millón de átomos en su cuerpo que alguna vez estuvieron en el cuerpo de Cristo, o de Buda. 

Si entendemos que la naturaleza se re-crea de continuo, y facilitamos esa inteligencia de la Naturaleza, entonces, no hay escasez de recursos. Pero tenemos que hacerlo desde un punto de vista altruista. En este momento, tenemos una situación en la cual el cinco por ciento del mundo consume el cincuenta por ciento de los recursos del mundo.


- ¿Es cierto que las moléculas de agua tienen una especie de memoria? (recuerdo a Emoto) 

DP: Sí, es cierto. El agua responde a la intención, a los corazones, al amor y a la compasión. Y es por eso que las civilizaciones antiguas bendecían al agua, y es un sacramento cuando vamos a la iglesia, se usa agua bendita. Y tiene propiedades curativas. Cuando vamos a Lourdes o a estos lugares donde el agua tiene la bendición colectiva de un sacramento sagrado, el agua tiene propiedades sanadoras. Sucede que está colmada de conciencia.

- ¿Por qué nos asusta la muerte?

DP: Porque no nos damos cuenta de que la muerte es un pasaje a la vida. Su piel se renueva una vez por mes. Si no fuera así se parecería al cuero. También se renuevan sus células, cada cinco días. En medicina usamos el término “apoptosis”, que es una muerte celular programada. Cuando las células se olvidan de morir, se vuelven cancerosas. El cáncer es una vacación respecto de la muerte. En todo nivel, en el nivel atómico, a nivel subatómico, a nivel molecular, a nivel de sus órganos, el
Universo muere para poder recrearse. 

¿Dónde está el niño de dos años que usted fue una vez? Ya murió para dar paso al adolescente. Y el adolescente debe morir para que emerja el adulto. Y el adulto debe morir para que el Universo se re-cree y se renueve. Cada niño que nace es el Universo que se contempla a sí mismo con una mirada renovada y una mayor creatividad. Si careciéramos de la muerte el Universo estaría momificado. Y no habría música, ni arte, ni humor, ni baile, ni ritmo ni nada. Sería una momia viviente pero estática.


-Tengo una pregunta que hace unos años no pude responder a mi hijo. Pero le dije que siguiera formulando la pregunta, porque le llevaría a alguna parte. Esa pregunta era acerca del comienzo de algo. Él tenía dos o tres años de edad y la pregunta era: si Dios lo hizo todo, ¿Quién había hecho a Dios? ¿Puede usted responderme a eso?

 DP: Primero tendríamos que plantearnos quién es Dios. Dios es un ser que se transforma. Entonces, Dios no hizo nada sino que se transformó en todo. EL Universo es el cuerpo físico de Dios. Hay un nivel de la realidad que es trascendente, lo cual significa que es a-causal. Opera con independencia de las leyes de tiempo-espacio y causalidad. Entonces ese nivel no tiene comienzo ni final. Es infinito. 

Ahora bien: no podemos imaginar la infinitud pero tenemos un símbolo matemático (lemniscate) que nos da la idea de infinito. Cuando decimos que hay un comienzo, inmediatamente surge el dilema: si hay un comienzo ¿Qué hubo antes del comienzo? Si decimos que hay un final, inmediatamente surge el dilema: ¿Qué hay después del final? Si decimos que existe el espacio, nos preguntamos qué hay después de las fronteras del espacio. 


Entonces nuestra nueva física no es sólo más confusa de lo que pensamos, sino más confusa de lo que podemos conceptuar. Y, sin embargo, la realidad nos muestra que la infinitud es realidad. Que lo real no tiene comienzo ni final. Es a-causal, nadie lo hizo, es en “sí mismo”. Y además, no existe en el espacio-tiempo, es trascendente. No es posible conceptualizarlo, pero sí podemos experimentarlo.


Entradas populares