El auge de las profesiones de la Nueva Era

El concepto New Age (Nueva Era) arraigó a finales del siglo XX para definir una situación de carácter astrológico, debido al movimiento del Sol de un signo del zodíaco a otro cada 2000 años, aproximadamente. Con ello la humanidad sufre cambios. 

El cambio de era ha hecho que el mundo se halle en plena transformación y lo sabemos todos: nuevas políticas, nuevas economías, y nuevas crisis de valores que nos obligan a cuestionar nuestra identidad.



Hoy, dentro de las tendencias de la Nueva Era se le ha dado título a todos estos nuevos cuestionamientos, combinándolos con una dosis de modernidad y otra de misticismo, aunque lamentablemente esto también se ha mezclado con una dosis de mercantilismo (de ahí la importancia de informarse adecuadamente sobre quienes ofrecen formación).  

Lo cierto es que en este siglo XX, en todo el mundo se ha visto un gran auge de las llamadas profesiones del New Age, aquellas que trabajan con el bienestar de las personas de una manera alternativa y holística. Con ellas, emergen nuevas figuras. Más que profesores se habla de instructores, facilitadores, terapeutas, acompañantes.


En el mundo cada vez son más las escuelas que brindan formaciones alternativas y clientes o pacientes que optan por hacer uso de estos nuevos métodos. Aunque la mayoría de técnicas son milenarias, es el New Age quien las ha puesto al alcance de todos. 

A continuación, una recopilación de estas nuevas profesiones que cada vez cobran más protagonismo:


Instructores de yoga: Existen varias ramas del yoga y múltiples formaciones tanto en la India como en el resto del mundo. Tenemos el hatha yoga, basado en un sistema de posturas para equilibrar la energía solar y lunar del cuerpo; sivananda yoga, una línea clásica del yoga; ashtanga yoga, con el que se puede aprender a meditar en movimiento; jivamukti, rama del hatha basada en los principios de la no violencia, el veganismo y la devoción; yoga iyengar, que trabaja con la precisión del eje del cuerpo y de las posturas o kundalini yoga, considerado el más espiritual de todos.

Practicantes del Método Grinberg: trabajan con la respiración y los puntos de dolor del cuerpo para soltar patrones y memorias. La técnica viene de Israel.



Danza Movimiento: se basan en la expresión y el movimiento libres del cuerpo para ampliar límites. El método nació en Estados Unidos en los 40 de la mano de bailarinas como Marian Chace y Mary Whitehouse.

Masajistas: existen muchas tipologías y especialidades. Algunos de ellas son el masaje tailandés, el californiano, el ayurvédico o el shiatsu.

Terapeutas en Técnica Alexander: educan la postura del cuerpo para dar equilibrio y coordinación con la mente.

Kinesiólogos: trabajan con la compensación de las tensiones mecánicas en el organismo.

Osteópatas: se basan en la buena interrelación de músculos, huesos y articulaciones como parte central del bienestar.

Acupuntores: técnica de la medicina tradicional china que trabaja aplicando agujas y presiones en puntos determinados del cuerpo (meridianos y otros flujos de energía del cuerpo donde se crean bloqueos). Los digipuntores son una rama de la acupuntura.

Reflexólogos: partiendo de la idea de que en la planta de los pies se mapea el resto del cuerpo, aplican masajes y presiones en los puntos de los pies asociados a órganos del cuerpo. Una variante es la técnica metamórfica, que trabaja con un suave masaje en los pies, las manos y la cabeza, con la intención de llevar a la persona a la experiencia de su gestación y nacimiento.

Técnicas de sanación:  trabajan en un campo más energético, con el equilibrio y la limpieza de puntos donde confluye la energía del cuerpo. Algunas de ellas son el Reiki,  el Magnified Healing o la armonización. 


Acompañantes en respiración holotrópica, rebirthing y otras técnicas de respiración: la respiración dinámica pretende llevar a estados no ordinarios de conciencia para ampliar creencias.

Guías de meditación: muchas meditaciones ya están incorporadas en las formaciones de yoga, pero también existen otras vertientes como la llamada meditación zen, por ejemplo.

Arteterapeutas: usan el arte como vehículo para expresarse y conocerse más a uno mismo.



Terapias florales y naturales: Profesionales que se especializan como terapeutas en Flores de Bach y que trabajan con esencias naturales para abordar situaciones emocionales.

Técnicas de nutrición: la alimentación es una vertiente en mucho auge para combinar como profesional con otras técnicas de sanación y/o de auto-conocimiento.

Escuelas de Macrobiótica: alimentación basada en el equilibrio energético de los alimentos (el Yin y el Yang).

Escuelas ayurvédicas: se basan en tres doshas o constituciones del cuerpo según las cuales es recomendado alimentarse de una manera u otra. El ayurveda es una técnica holística que incluye otros aspectos más allá de la alimentación.

Escuelas crudiveganas: Alimentación cruda y sin ningún derivado de animal que busca mantener al máximo la vida de los alimentos. El exponente de esta técnica es Gabriel Cousens. Existe un portal en las redes sociales en proyecto de ser Asociación en España.

Homeópatas: trabajan a partir de un síntoma hasta entender su origen. Lo hacen con medicina alternativa y personalizando el tratamiento. Existen universidades que ofrecen esta disciplina en formato de Máster.



Coaches: profesionales dedicados a orientar situaciones dentro de una trayectoria profesional. También existen ramas de coaching que orientan sobre la vida personal.


Estas son algunas de las ‘profesiones New Age’ que más están creciendo. En la mayoría de casos se estudian a través de formaciones privadas que no siempre cuentan con reconocimiento oficial. 

Si bien son varios los lugares que las ofertan, vale aclarar que no se trata de un deporte ni de un pasatiempo y que, más allá del estudio necesario, también se requiere una fuerte vocación y compromiso para ejercerlas. 

En algunas de ellas, es muy importante pasar por un proceso personal para poder ofrecer técnicas tan profundas y acompañar al otro de la forma más justa. También, una buena combinación de técnica, intuición y sensibilidad son esenciales para convertirse en excelentes profesionales.

Fuentes: http://www.emagister.com/blog/



Escrito por Glenda González 
Artículos protegidos por derechos de autor. Imágenes tomadas de Internet solo con fines ilustrativos. PROHIBIDO USO COMERCIAL. MENCIONAR AUTOR Y PAGINA. NO ALTERAR CONTENIDOS.

Entradas populares